Candidatura espontánea: cómo hacer para que el empleador se fije en tu solicitud

Candidatura espontánea: cómo hacer para que el empleador se fije en tu solicitud
Durante el proceso de contratación, la publicación y comunicación del puesto vacante es lógicamente la parte en la que se pretende llamar la atención de los candidatos idóneos. Si este paso se ha realizado correctamente, se obtienen respuestas en forma de candidaturas por parte de los interesados. Así, la difusión de un empleo se ha convertido en un parámetro clave para estimular este comportamiento: se necesita una oferta de trabajo para provocar una respuesta. Con este artículo lo que proponemos es un cambio justo en el orden de esos factores.

La candidatura espontánea: proactividad en la búsqueda de empleo

Presentar una solicitud de forma espontánea es consecuencia de una actitud proactiva en la que quedan reflejados los esfuerzos del candidato para aumentar sus posibilidades de encontrar un puesto de trabajo. Se trata de una estrategia de anticipación a las necesidades de la empresa en la que se postula. No esperes a que haya una oferta para presentar tu candidatura en una empresa: crea tú el puesto con lo que tus conocimientos y habilidades pueden ofrecer. Crea la necesidad de un empleo para ti.

La candidatura espontánea es un gran punto a tu favor en la selección de candidatos

Debido a la enorme cantidad de respuestas que se reciben para una plaza vacante, o al uso excesivo de la cooptación, la candidatura espontánea se está convirtiendo en una forma de contratación muy solicitada por las empresas y constituye uno de los medios favoritos de los empleadores a la hora de elegir los mejores candidatos. En el proceso de contratación, la candidatura espontánea no sólo se anticipa a la descripción y difusión del puesto vacante, sino también al objetivo que la empresa persigue y que ese posible puesto hará posible cumplir.

La candidatura espontánea: explora el mercado laboral oculto

Existen muchos puestos de empleo que no se publican a través de anuncios, portales de empleo, bolsas de trabajo, redes sociales, páginas web de las empresas, etc. Todas estas ofertas que las empresas prefieren o simplemente no hacen explícitas constituyen el mercado laboral oculto. mercado, laboral, oculto, linterna, sorpresa, candidatura, solicitud, espontánea, espontáneo

¿Por qué existe este tipo de mercado?

Existen varias razones que explican la existencia de un mercado laboral oculto. Entre ellas está la del aspecto calificativo de los currículos que se reciben: el empleador siempre mantiene una buena relación calidad-cantidad de currículos. En general, existe una tendencia por parte de los candidatos a solicitar en el mercado visible y a olvidarse sistemáticamente que las ofertas de empleo no siempre se comunican en los medios de difusión. Además, las empresas no siempre tienen bien identificadas sus carencias, así que puede que tu candidatura espontánea les haga darse cuenta de que efectivamente les hace falta alguien con tus habilidades. Sabiendo esto, no limites tu búsqueda de empleo a una especialidad muy conocida a la que la mayoría de los candidatos también solicitarán empleo. Recuerda que se trata de destacar y posicionarse más en el mercado laboral oculto.

¿Cómo escribir una candidatura espontánea?

No existe la fórmula mágica para escribir la candidatura perfecta, pero lo que sí es cierto es que ésta requiere siempre una doble tarea:

1. Personalizar la solicitud

-   Identifica tus objetivos: En primer lugar, debes identificar tus objetivos: las empresas en las que te gustaría trabajar, el tamaño de sus plantillas, el sector, etc). A continuación, trata de identificar el receptor de tu mensaje: el responsable o el director de RR.HH., el encargado del departamento en cuestión. Investiga más acerca de esas personas (su trayectoria profesional, proyectos en los que hayan participado, posición u opinión sobre diferentes temas que te parezcan interesantes). Todo esto te será muy útil, no sólo para el registro y el tono de tu carta de presentación, sino también para la entrevista. -   Escribe de forma original y personalizada cada solicitud: Tu iniciativa muestra de entradas interés en la empresa; no dejes el resto en manos de la suerte y demuestra que el “contenido” de tu solicitud también ha sido escrito con especial cuidado y es único para esa empresa. Si por el contrario optas por enviar la misma solicitud a muchas empresas, puede que tu candidatura no tenga el efecto que deseas. Los currículos y cartas de presentación masificadas se detectan rápidamente y enseguida se descartan y eliminan. Evita el principio de spray and pray! (que básicamente viene de la técnica de los gánsters en los 30, por la cual disparaban a diestro y siniestro hasta vaciar el cargador y luego deseaban/esperaban haberle dado a alguien) spray and pray, evitar, técnica, papelera, papeles, basura, cv, currículum, carta, presentación, candidatura, espontánea, espontáneo, solicitud

2. Adaptar el currículum y la carta de presentación

En pocas palabras: - El currículum: que sea creativo y dé un aspecto de limpio. Así llama inmediatamente la atención del empleador y no le lleva mucho tiempo en leerlo. - La carta de presentación: envía un mensaje claro y conciso que dé ganas de saber más sobre ti y de conocerte en persona. Las tres partes principales de la carta: La introducción: céntrala en tu visión de la empresa y en lo que te ha impulsado a enviar tu solicitud. El cuerpo: informa sobre tu campo de especialización, experiencias y aquello que puedes aportar en la empresa. Por supuesto, también tienes que nombrar el puesto de empleo en el que te ves dentro de ésta. La conclusión: agradece el tiempo que se han tomado por leer tu candidatura y propón la posibilidad de una entrevista. A veces por falta de tiempo o por el cambio de estrategia constante que tienen algunas empresas a la hora de seleccionar a los candidatos, cabe la posibilidad de que no lean tu solicitud o pase desapercibida. Por  eso, una vez más destacamos la importancia de la carta de presentación que acompaña al currículum. Ésta debe ser lo suficientemente interesante en las 3 primeras líneas como para el empleador quiera leer el resto. Como podéis ver, esto de la candidatura espontánea es una decisión arriesgada que requiere atención al detalle y conocimiento tanto de la empresa como de su proceso de contratación. Eso sí, cuando la gran mayoría de los candidatos apuestan por una estrategia reactiva (respuesta a un anuncio), definitivamente destacarás con este enfoque proactivo. Hay que crear necesidad donde no la hay. Artículo escrito por Nicolas Nguyen para Wizbii