Consejos para futuros estudiantes de doctorado

Consejos para futuros estudiantes de doctorado
Los estudios de doctorado son una experiencia ardua pero gratificante. No sólo permiten añadir una valiosa experiencia investigadora al curriculum vitae, sino que también suponen todo un desafío personal, una interesante experiencia académica y, sobre todo, la oportunidad de explorar en profundidad una materia que nos resulte apasionante de manera mucho más autónoma. Sin embargo, para optar al estudio de un doctorado no basta con tener una buena nota media: se deben reunir varios requisitos, y no todos ellos académicos. En este post les ofrezco algunos consejos personales sobre detalles a tener en cuenta a la hora de emprender esta ruta académica, que puede tornarse bastante espinosa en algunos tramos. Son consejos basados en mi experiencia personal, y yo no soy ni pretendo ser una experta; pero son consejos que me hubiera gustado recibir en su momento y que no encontré en ninguna parte.

1. Tener las ideas lo más claras posibles. A ser posible, que sea pronto

Puede parecer un consejo bastante tonto; pero a mí me hubiera gustado que me lo dieran a tiempo. Es cierto que cuatro años de estudios de grado son un lapso de tiempo razonable; pero los pasamos tomando decisiones importantes sin parar. Si están contemplando la posibilidad de dedicarse a la investigación, deberían elegir su trayectoria académica de acuerdo con sus proyectos, porque un doctorado es una auténtica proyección académica en sí mismo. Por ejemplo, se podría decir que si uno está estudiando Traducción e Interpretación, puede elegir tres orientaciones posibles: la Traducción, la Interpretación y la Investigación. Así que es muy importante elegir las asignaturas y actividades en consecuencia, porque puede facilitarle a uno mucho el camino. Y no dejen que nadie les diga que están “yendo demasiado rápido”: hay proyectos a largo plazo que exigen tomar decisiones tempranas, y ser investigador es una de ellas. investigar, investigador, investigación, investigacion, doctorando, doctorado, doctor, microscopio, ciencia, estudiar, estudio, estudiando

2. No estudiar doctorado solo por tener el título de doctor

Este es un consejo que recibirán muchas veces a lo largo de su carrera; y es totalmente acertado. La proyección investigadora exige mucho tiempo y esfuerzo, durante muchos años. A menos que algunos de los motivos para desear acometer la empresa sean el interés y la pasión por la investigación académica, la inversión no merece la pena.

3. Asegurarse bien de que se cumplen los requisitos de admisión, ser realista

Cada programa y cada Universidad establecen sus propios requisitos de admisión. Es muy importante estudiarlos con sumo detenimiento antes de decidirse por un programa determinado o una Universidad determinada para cursarlo; y elegir el centro de estudios en función de si uno puede cumplir o no con los requisitos exigidos. Otra recomendación al respecto que les daré, por motivos que les explicaré a continuación, es que le presten atención también al número de plazas ofertadas. Además deben tener en cuenta que, en muchas ocasiones, la administración de la Universidad puede ser muy opaca: pocos de los tránmites administrativos para la solicitud de admisión a doctorado son automáticos, cuando no ninguno. Esto significa que van a necesitar buscar ustedes mismos y leerse bien las guías de los programas, estar pendientes de todos los plazos, personarse una y otra vez en despachos y oficinas para solicitar que se les expidan algunos documentos, y en algunas ocasiones incluso buscar personalmente a su futuro director de tesis, solicitar cartas de recomendación e incluso concertar entrevistas con los coordinadores. documentos, requisitos, requeridos, papeleo, necesario, master, máster, doctorado,, estudiar, estudio, estudiando Puede incluso darse el caso de que, aún reuniendo todos los requisitos, la solicitud sea rechazada simplemente porque había más aspirantes que plazas.

4. Estar dispuesto a buscar alternativas

Como acabo de comentar, a veces los motivos por los que una solicitud de admisión es rechazada no tienen absolutamente nada que ver con el expediente académico del aspirante; así que no ser admitido en un programa no tiene por qué significar que no se es lo suficientemente apto o que no se tiene la capacidad necesaria para estudiar un doctorado. Siempre es posible que, aunque no se haya podido entrar en un programa o en una Universidad concretos, sí se tengan posibilidades de acceder a otro programa con líneas de investigación similares o a otras Universidades. Por eso les aconsejaría que soliciten la admisión en otras Universidades o programas además de la que tengan en mente en un principio; porque si no consiguen entrar en su primera opción tal vez puedan entrar en la segunda o en la tercera ¡Tener un plan B, o incluso un plan C, nunca está de más!

5. No rendirse

Como han podido ver, solamente intentar llegar a matricularse en el programa de doctorado puede ser difícil. Disuasoriamente difícil. Pero no es imposible. Y además, si aquello a lo que uno desea dedicarse es la investigación, no debe permitir que estas dificultades consigan disuadirlo: la vida es demasiado corta (y demasiado larga) para tener que invertirla en hacer algo a lo que no le encontramos verdaderos alicientes. Así que, si lo que desean es dedicarse a la investigación, mi consejo es que vayan a por ello. Aunque exija una mayor formación que otros campos, no deja de ser una dedicación como cualquier otra; y por lo tanto, al igual que en cualquier otra, uno debe obrar según su vocación. no rendirse, never give up, seguir, adelante, horizonte, atardecer, remar, canoa, cannoing, mar, océano, oceano, tarde, calma, sigue, seguir, continuar, perseverancia Estos son, por ahora, los consejos que puedo ofrecerles; espero que los encuentren de utilidad. Mucho ánimo, buena suerte y, como decimos por mi tierra, ¡que les sea leve!