El lenguaje no verbal en una entrevista: qué hacer y qué no

El lenguaje no verbal en una entrevista: qué hacer y qué no
Puedes verte ya dirigiendo una empresa de éxito y consolidada en tu gran despacho, en donde muestras un gráfico a tus empleados gerentes sobre lo próspero que ha sido el año. Claro. Pero en lugar de seguir soñando despierto (¡que imposible es nada!), has enviado tu solicitud a otras grandes empresas, que aunque no son tuyas (todavía…), no dejan de ofrecer una oportunidad también atractiva ¡al menos para empezar! Si entramos un poco en detalles, has enviado alrededor de 317,18 currículos y has esperado cientos, qué digo, miles de horas a recibir una respuesta (positiva, se sobreentiende).  Y ahí está. En el momento que menos te lo esperas (porque siempre te pilla desprevenido), te han invitado a una fiesta de cumpleaños el sábado que viene… ¡y también a una entrevista el lunes por la mañana! ¡Enhorabuena campeón! Estás de suerte, ¿qué digo suerte? ¡te lo has ganado con tu esfuerzo y tus estudios! ¡bravo! ¡primer paso conseguido! objetivo, cumplir, cumplido,conseguido, salto, atardecer, conseguir, entrevista, tener, tengo, empleo lenguaje corporal, no verbal Una vez que te lo vas creyendo y el entusiasmo inicial se pasa, te invade la tensión previa a la entrevista. ¡Cuidado con ese estrés, con los nervios, con todos esos pequeños defectos que no quieres que salgan a la vista ese día! Así que calma (vuelve a leer esa palabra alargando la primera “a”). Encuentra el equilibrio para poder pasar bien el día, o al menos pasarlo lo más rápido posible. Para ayudarte a encontrarlo, escribimos este artículo sobre lo que «sí, eso no estaría mal que lo incluyas en la entrevista cuando veas el momento oportuno» y lo que «más vale que evites para que el empleador no descarte tu solicitud por una metedura de pata». Puede que ya lo sepas, pero en lo que se refiere a comunicación interpersonal, no sólo cuenta lo que se habla o se dice. De hecho, tus gestos, actitud y mímicas (es decir, el lenguaje corporal) se traducen en mensajes, voluntarios o involuntarios, y constituyen un modo de comunicación en sí mismo. Es lo que llamamos la «comunicación no verbal» (o CNV, que no se debe confundir con la «comunicación no violenta» y al contrario que la primera, ésta NO la recomendamos en la entrevista) o «lenguaje no verbal». Además, sin lugar a dudas, este tipo de comunicación ayuda al empleador a determinar si eres EL candidato para el puesto, así que tenlo presente.

Qué hacer

quehacer, hacer, to do, lista, cosas, consejos, tomar nota, toma nota, nota, tareas, tarea

Actitudes corporales positivas

-          Una mirada sincera  y a la cara: no te fijes en sus pies, manos, bolígrafo o cuaderno durante la entrevista. Es mejor y preferible y hasta casi imprescindible mirar a tu interlocutor. No hay nada más desagradable que tener a una persona frente a ti que no deja de mirar para todos lados sin cruzaros las miradas. ¿Que eres tímido o la tensión te incomoda? No nos valen como excusa. Respira profundo, bebe agua (nadie se tomará mal el que saques un botellín de agua de tu mochila o bolso, o que pidas un café o un vaso de agua) ¡y arriba esos ojos! Mantén esta actitud y mira a la cara al empleador incluso si él no está haciendo lo mismo, de esa forma despertarás su interés. -          El famoso apretón de manos: debes hacerlo de forma firme y a la vez relajada (sí, es posible). Prueba antes con tus amigos y de paso os divertís un rato. -          La sonrisa: es obligatorio que compruebes antes de salir de casa en un espejo que luces unos dientes bonitos tras habértelos cepillado bien. Así estarás listo para dar tu mejor sonrisa. Dicho esto, ante todo sé natural, no hace falta sonreír de oreja a oreja. sonreir, oreja a oreja, sonreír, sonrisa, forzada, natural Durante la entrevista habrá momentos en los que seguramente sonreirás (¡y cuidado! sonreír no significa reír) así que procura hacerlo sin exagerar y que no sea forzada. Una vez más, se trata de encontrar un equilibrio. -          Tu apariencia: tu vestimenta, peinado y/o maquillaje son un elemento importante en la comunicación no verbal. Adáptalos al contexto de la entrevista, empresa y posición que estás solicitando. Estudia un poco el “estilo” de la empresa y elije lo que te vas a poner ese día, siempre obviamente que la ropa esté limpia, planchada, que sea cómoda de llevar y que refleje tu personalidad: puedes llevar algo de color para dar algo de jovialidad, o una opción más bien clásica, etc. Piensa que si quieres ponerte un traje y hace calor estarás más cómodo sin la chaqueta, así que piensa en la camisa o top más adecuados. -          Un pequeño extra: en cuanto al perfume, ¡para gustos, colores! y la verdad es que no sabes el gusto del empleador, así que mejor nada de perfume (o que éste sea muy muy ligero) a demasiado. Si bien es cierto que quieres causar una buena impresión y que el empleador se acuerde de ti… Que no sea el perfume la razón. Tienes que desmarcarte por tus habilidades, motivación, actitud y cualidades relacionadas con el empleo, ¡no por una sobredosis de tu perfume favorito! -          ¿Te ruborizas fácilmente? Sí, yo también, pero deja de pensar en eso y te irá mucho mejor.

Qué NO hacer

no hacer, evitar, evítalo, no por favor, no gracias, eso nunca, nunca, no hacerlo  

Actitudes corporales negativas

-          Las manos y la cara: a menudo no sabemos qué hacer con las manos y los nervios hacen que nos empecemos a morder los labios, coloquemos el pelo de nuevo detrás de la oreja, llevarnos las manos a la boca cuando sonreímos, tocarnos la barbilla, la nariz o el lóbulo de la oreja, tirarnos de la camisa unas 3 veces para colocarla bien de nuevo, etc. Para la persona que lo hace, vale, pero para la que observa, la verdad es que rara vez resulta agradable. Además, todas estas mímicas te desconcentran sin que te des cuenta. ¡Evítalas cuanto más, mejor! De esta forma conseguirás concentrarte más en tu discurso y no perder el hilo de la conversación. -          Hacer clic y juguetear con el pulsador del bolígrafo o masticar chicle (no merece la pena desarrollar este punto de lo obvio que es, tan sólo una palabra basta): EVÍTALO. -          Una actitud invasiva: como sabes ya lo que no hacer con las manos durante la entrevista, algo que sí puedes hacer es ponerlas sobre la mesa (eso sí, ¡nada de poner los codos y la cabeza apoyada en la mano! Tienes derecho a estar cansado o sentir admiración por quien tienes delante, pero no lo manifiestes a quien tienes delante). También puedes mover las manos al hablar (con moderación, que no estás en un juego de mímica, ni en un bar italiano... ¡ni arbitrando un partido de fútbol!). Por lo general, no actúes de una forma intrusiva. Quédate en tu espacio. Evita invadir el espacio del empleador con tus gestos y lo justo en cuanto al espacio del escritorio. Esto concierne también a tus bolis, abrigo, mochila, bolso, papeles, etc. -          Una actitud familiar: olvídate de movimientos de cabeza, guiños y palmadita en la espalda. Nunca, por favor. actitud familiar, actitud, familiar, abrazo, entrevista, empresa, compañía, oficina, escritorio, compañeros, compañera -          Un vistazo rápido a tu reloj o móvil: si crees que eres discreto y puedes echarle un ojo a la hora y al móvil sin que te pille el empleador, llevas las de perder en una situación de uno a uno en la que se te observa por lo que dices y lo que no. Con respecto al móvil, déjalo tranquilito en modo silencio (¡acuérdate también de quitar todas las alarmas!) un bolsillo. Incluso te animamos a apagarlo, que por media hora o una hora que dure la entrevista no va a pasar nada. Ordena tus prioridades: es eso o arriesgarse a pasar un mal rato y ponerse más nerviosos intentando buscar rápido el móvil, pidiendo perdón, para que deje de sonar. Otra cosa más con el móvil: ten cuidado con llamar a alguien estando aún dentro del edificio en el que has tenido la entrevista. Las paredes y las ventanas tienen oídos y nunca sabes quién puede estar escuchando al otro lado. Sea quien sea pertenece a esa empresa a la que te gustaría unirte, así que por unos segundos de espera no arruines todo tu esfuerzo puesto en la entrevista y la búsqueda de empleo. cuidado, toc toc, ahora, caballo, ojo, mirada, que yo no te vea, ni se te ocurra, no arruines todo ahora, eh?, ¿eh? ¡Ya lo sabes todo! Ahora puedes afrontar la entrevista con calma, una buena noche de sueño el día de antes y un toc-toc antes de entrar a la habitación :) Este artículo fue escrito por « Outil Conseil PME » (una organización francesa que se encarga de informar y aconsejar a las pymes)  para Wizbii