El trabajo más feliz del mundo: Director de la Felicidad

El trabajo más feliz del mundo: Director de la Felicidad
Ser Director de La Felicidad es uno de esos empleos que no sólo da que hablar, sino que también es a menudo objeto de burla y plantea preguntas como «¿Se puede considerar éste un trabajo real?" o «¿en qué consiste este empleo? ¿en organizar actividades divertidas y fiestas?» En parte sí, pero no se trata solamente de pasarlo bien. EL empleo de Director de la Felicidad (DF), creado originalmente en los Estados Unidos, está cada vez más presente en las firmas europeas, adquiriendo una importancia cada vez mayor.

1/ ¿Qué hace un Director de la Felicidad?

La función principal del Director de la Felicidad es garantizar la felicidad de todos los empleados de la empresa  a través de actividades divertidas, sesiones de formación, fiestas, etc. Básicamente, es como un director de Recursos Humanos con más gancho, motivación y personalidad. Se cree que este empleo tiene su origen en Google, cuando un ingeniero llamado Chade-Meng Tan pidió el traslado al departamento de recursos humanos a principios de los 2000. Fue entonces cuando se le ocurrió el cargo de «El Buen Compañero» (Jolly Good Fellow en inglés), que más tarde fue adoptado por algunas grandes empresas y comenzó a crear una nueva tendencia. chief_happiness_officer-resized-600

2/ Cualidades de un DF

¿Qué cualidades necesitas para ser un buen DF? Alexander Kjerulf, fundador de Woohoo Inc en Dinamarca y especialista en este campo de la felicidad en el trabajo, explica al diario británico The Guardian que tienes que ser «alguien que inspire felicidad en los demás por tu forma de ser, divertido, simpático y con mucha energía». También deberías ser alguien que generalmente se preocupa por el bienestar de los demás. Sin embargo, Kjerulf  también dice que hay que tener cuidado. Hay mucha gente que de primeras opinará que "los DFs son un poco raros",  así que para poder ejercer este empleo tienes que creer en ti mismo y en el mensaje que quieres transmitir.  

3/ ¿Por qué quieren las empresas a un DF?

Hoy en día la felicidad de los empleados ha cobrado gran importancia, sobretodo en empresas de tecnología. Esta satisfacción conlleva un aumento en la productividad y una mejora el ambiente de trabajo. Además, es una forma de seducir y retener a los mejores talentos en un mercado empresarial competitivo. Alexander Kjerulf opina que los empleados satisfechos «toman mejores decisiones, organizan mejor su tiempo y poseen otras capacidades esenciales de liderazgo». En Google, por ejemplo, las iniciativas que se pusieron en marcha para el bienestar de sus empleados dieron como resultado un aumento de su satisfacción del 37%.

Hay muchos estudios, la mayoría realizados en Norteamérica, que demuestran que existe una relación directamente proporcional entre la satisfacción de los empleados y su rendimiento. Estos estudios se han llevado acabo por prestigioso centros como el Instituto de Tecnología de Massachusetts o la Universidad de Hardvard. Por ejemplo, ¿sabías que un empleado satisfecho pide la baja por enfermedad la mitad de las veces? ¿Que se ausenta seis veces menos? O es nueve veces más leal a su empresa. Laurence Vanhée, DF  en Happyformance.

Además de esa mejora en el rendimiento y en la productividad, los empleados felices suelen quedarse durante más tiempo en esa empresa. Por tanto, la empresa también se ahorra el dinero que tendría que invertir en contrataciones y formación de nuevos empleados si tuviera que sustituir las vacantes de los empleados descontentos que decidieron irse.

smiley-schild

Los deberes del DF también incluyen crear cierta cultura interna que se valore mucho en la empresa, ayudar a mejorar las relaciones entre los empleados y el trabajo en equipo. Esto convierte al DF en un instrumento clave para el bienestar de los empleados así como para el bienestar de la empresa en sí. ¡Al final todo el mundo gana!

4/ ¿Cómo hacer a tus empleados felices?

Todo depende de la empresa y de las necesidades de los empleados. Tienes que ser capaz de identificar los problemas a los que se enfrentan y estar dispuesto a escucharles para poder encontrar o proponer las soluciones adecuadas. Puede que los empleados estén estresados, o que la empresa esté pasando por un mal momento. En tal caso tienes que organizar actividades para anirmarlos y mejorar la atmósfera de trabajo, así como incentivar su creatividad. Laurence Vanhée, una DF en Bélgica, explica que lo que hace a un empleado feliz es muy personal:

Es tanto personal como subjetivo. De ahí la importancia de dar a tus empleados la libertad de organizarse como ellos quieran dependiendo de sus prioridades.

happy sheep Y tras leer este artículo, ¿te hemos inspirado para comenzar tu carrera como DF?  wizbii, jóvenes, empleo, emprendimiento